jueves, 17 de enero de 2008

Johnny Depp se compara con Bowie en «Sweeney Todd»

Johnny Depp parece realmente gozar en «Sweeney Todd», la última película de Tim Burton, cuando le pega el tajo en la garganta a cuantos clientes suben a su barbería, en un primer piso de Fleet Street, justo encima de donde está la tienda de pasteles de carne que regenta Helena Bonham Carter. El barbero Todd y la viuda Nellie Lovett trabajan en cadena: uno envía el fiambre al sótano por una trampilla y la otra lo tritura y acomoda entre la levadura que va al horno.
Según Depp, lo peor de esas macabras escenas no era cuando tenía que «degollar» al cliente, sino cuando le debía pasar la navaja para rasurarle la cara en un disimulo previo. «Lo de afeitar era lo que realmente me daba miedo», confesó ayer en rueda de prensa en Londres, consciente de que al afeitar podía provocar alguna herida a sus compañeros de reparto, tanto por su escasa destreza personal como por tener que estar preocupado en cantar.
No es la primera vez que Depp canta ante el público -hace muchos años participó en un musical-, pero sí parece que será la última: «No creo que lo vuelva a hacer otra vez; a veces voy tarareando melodías, pero no soy de cantar bajo la ducha».
Un musical era casi lo único que les quedaba a la pareja de director y actor más estable y compenetrada del cine. Burton indicó que, a pesar de haber pasado tanto tiempo juntos, aún hay aspectos en los que se sorprenden uno a otro. «Por supuesto que eso es así; por ejemplo, nunca había visto cantar a Johnny», afirmó.
Estética «gótica»
Hay quien ha comparado la parte musical de Depp con escenas protagonizadas por Michael Jackson en el vídeo de «Thriller», por el aspecto siniestro dado por el maquillaje y cierta estética «gótica», pero el actor negó tal semejanza y prefirió la comparación con David Bowie, que para él es un «verdadero héroe». «Puede haber algunas similitud con David Bowie -añadió-, pero desde luego no fue intencionada; decir que en la película me parezco a él es, en cualquier caso, un cumplido para mí».
El juego a tres que forman Burton, Depp y Borham Carter quedó puesta ayer de manifiesto en los comentarios cruzados que se gastaron unos a otros. La mujer del peculiar director no desaprovechó ocasión para provocar a su marido. Jugó el papel de despechada, lamentando la situación en la que «tu hombre está enamorado de su mejor amigo», y aseguró que en las casas contiguas que Burton y ella comparten en el barrio londinense de Hampstead existe una puerta en medio bien cerrada. Esa circunstancia, según precisó, no impide ciertos negocios. «¿Cómo os pensáis que he conseguido el papel para esta película? Pues en la cama con él?», comentó quien acaba de dar a luz un bebé fruto de esa relación.
Se trata de la película de Burton con mayor número de actores consagrados en el reparto. Además de los mencionados están Alan Rickman y Timothy Spall, bien conocidos por sus papeles en «Harry Potter», y el cómico Sacha Baron Cohen. Junto a ellos se alienea un grupo de jóvenes talentos, escogidos sobre todo por su dotes musicales, como Laura Michelle Kelly, que ha sido la protagonista del musical «Mary Poppins» en el West End.

1 comentario:

Tamii dijo...

Uuu ya no puedo esperar a ver esa peli!!
ya nos cambiaron la fecha de estreno
espero que no lo vuelvan a hacer.
Aparte de su aparente belleza física es un actorazo, y en cada uno de sus nuevos proyectos va mostrando su calidad actoral.


Saludoz!!

Una fan Deppravada